picture - night city

Craneofacial

Craniosinostosis

p-iStock_000010557900Craniosinostosis es una deformidad que afecta a un pequeño porcentaje de la población infantil. Es identificado por una anormalidad en la forma de la cabeza; de todas manera tiene que ser diferenciado de plagiocefalia postural, una condición que genera una apariencia similar. Craniosinostosis es el resultado de una fusión prematura de las suturas en cráneo. Plagiocefalia postural es simplemente el resultado de la presión en el área donde el infante descansa su cabeza.

Si la Craniosinostosis es lo suficientemente severa, es tratada quirúrgicamente, en un procedimiento asistido por un neurocirujano. La cirugía mejora la forma de la cabeza, previniendo que la deformidad empeore, y previene que la sutura cerrada prematuramente, restringa el crecimiento del cerebro.

Injertos de hueso

El injerto de hueso es similar al injerto de grasa, en cuanto a que el hueso se toma de un lugar de nuestro cuerpo, y se coloca seguramente en otra área del mismo, con el objetivo de corregir una deformidad. El injerto de hueso es comúnmente usado en la cirugía reconstructiva de la maxila en pacientes con labio y paladar hendido. Otros usos incluyen la reconstrucción facial luego de trauma o escisiones de tumores.

El hueso es un excelente material para usar cuando se llevan a cabo cirugías craneofaciales; es fuerte y tiene el potencial de incorporarse naturalmente en el área donde fue colocado. El uso de hueso proveniente de nuestro cuerpo es preferido antes que material artificial, para disminuir el riesgo se complicaciones.

Trauma y fracturas de la cara

RJM-Haiti-2Lesiones de la cara o la cabeza por lo general son el resultado de accidentes automovilísticos, caídas, trauma relacionado con el deporte o asaltos físicos. Si la fuerza del trauma es lo suficientemente severa, los huesos de la cara pueden sufrir una fractura. Las fracturas de los huesos de la cara, por lo general tienen el potencial de afectar la vista y la habilidad de masticar, hablar o inclusive respirar. Además, las fracturas de los huesos faciales, pueden causar deformidades obvias que tienen el potencial de causar serios problemas si no llegan a ser reparadas a tiempo.

Los huesos de la cara por lo general son evaluados a través de una tomografía. Si los huesos se encuentran fuera de posición, una cirugía es usualmente recomendada. Es importante que la cirugía de los huesos del rostro sea únicamente llevada a cabo por un cirujano con entrenamiento especial en cirugía craneofacial y máxilofacial. Si los huesos de la cara no son reposicionados correctamente, serias deformidades físicas y estéticas podrían ocurrir.

Cirugía Máxilofacial

La cirugía máxilofacial envuelve el tratamiento de las deformidades entre la mandíbula y la maxila. En orden de masticar efectivamente, los dientes deben estar perfectamente alineados. En muchos desordenes congénitos, la relación entre los dientes (oclusión) es anormal.

La cirugía máxilofacial puede ser utilizada para ajustar la posición de la mandíbula y la maxila, y de esta manera obtener una oclusión adecuada. El procedimiento en el cual la maxila se reposiciona es llamado LeFort I osteotomia; por otro lado cuando es la mandibula que se reposiciona el procedimiento se llama osteotomía sagital bilateral.

Es importante trabajar de cerca con un ortodoncista en el momento de realizar dichos procedimientos, ya que estos son los encargados de colocar los dientes en la posición adecuada. El resultado de la cirugía máxilofacial es el mejoramiento de la función y de la estética facial.

Back To Top
ABMS MOC American Board of Plastic Surgery  - banner FACS - logo Member american society of plastic surgeons - logo american college of surgeons - logo